En este artículo hablaremos de la importancia que tiene hacer periódicamente un mantenimiento preventivo a nuestra cinta de correr; de esto depende que su funcionamiento sea correcto y por supuesto lo más importante ¡Nos ayuda a evitar averías!

Para hacer un buen mantenimiento tengamos en cuenta los siguientes pasos:

  1. Apertura de carcazas y verificación de circuitos electrónicos
  2. Verificación de rodamientos y amortiguadores
  3. Ajuste de estructura de la máquina
  4. Engrase y ajuste del tapiz

Además de esto, debemos de tener en cuenta la limpieza general de la cinta, recordemos que el sudor suele ser muy corrosivo, por ello después de acabar el día debemos pasarle una bayeta y quitar los restos de sudor a nuestra máquina.

En nuestros próximos artículos iremos desglosando cada uno de los pasos que hemos dado como sugerencia para el buen funcionamiento de nuestra cinta de correr.

Y recuerda, Tecnifit pone tu gimnasio en forma 😉

Síguenos en Twitter: @tecnifit